Galería

SI EL MUNDO OS ABORRECE, SABED QUE A MÍ ME HA ABORRECIDO ANTES QUE A VOSOTROS (JUAN, 18)

No entiendo el revuelo creado con las palabras de Monseñor Juan Antonio Reig Pla, las cuales dirigió a los fieles durante la homilía del pasado viernes Santo (06.04.2012). Ni entiendo los ataques que está sufriendo por parte de la mal llamada progresía, el lobby  gay y el del negocio del Aborto. Y, menos aún, cuando sus argumentos se basan en palabras sacadas de contexto.

Monseñor Juan Antonio Reig Pla no ha dicho nada nuevo. Ha hablado, entre otras cosas, del sentido del dolor y del sufrimiento, de la redención por parte de Dios del hombre,  de la dignidad de la persona, de la defensa de la vida, de la defensa del matrimonio, de la doctrina social de la Iglesia, de la defensa de las raíces cristianas de España.

Todo esto no es nuevo en las enseñanzas de la Iglesia, aunque a algunos les suene tan nuevo como escandaloso; especialmente a algunas personas que, mientras viven pidiendo respeto a su particular cosmovisión de la sociedad, y trabajan para imponernos a los demás sus propias convicciones maquillándolas de “lo políticamente correcto”, nos acusan a los cristianos de discriminar a los demás.

Monseñor Juan Antonio Reig Pla, al igual que la Iglesia, no atacó ni discriminó a los homosexuales en su homilía,  pues la iglesia nos enseña que “…Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta…” (CIC. 2358); a lo que se refirió es a que los actos homosexuales son los que denigran a los que los practican ya que “…Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso…” (CIC. 2357).

Entonces cabe preguntarse  qué hay detrás de tan desmesurada reacción, por parte de la progresía laicista que dirige a la mayoría de los partidos políticos, incluidos el PP y el PSOE, a unas palabras que no ofenden a nadie, sin renunciar a anunciar plenamente la verdad.

Sé que alguno, al leer estas líneas, nuevamente se habrá escandalizado por meter en el mismo saco al PP y al PSOE; pero tendrían que saber que no sólo se financian por gobiernos autonómicos gobernados por populares y socialistas abortos, sino que ambos partidos subvencionan a colectivos del lobby gay, entre cuyos fines está promover las prácticas homosexuales (enmascarándola de diversidad) en los centros escolares entre nuestros hijos.

Manuel Maldonado.

Delegado Provincial de AES en Granada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s